Menu

La mentira

Elías Castellano on 08 de diciembre de 2018

 

Llamó un día a mi ventana

-con voz clara, como un trino-,

la brisa de abril, lozana.

Tenía su olor genuino

a yerba nueva y temprana.

 

Despierta -habló con decoro-

porque ha llegado ese día

de que en las ruinas del moro,

resurja la Andalucía

que durmió en el deterioro

mientras que Europa reía.

 

Y abril, me mintió indecente.

Que allí todos van iguales.

Con apariencia inocente

como corderos pascuales

y sin sudarles la frente,

hacen grandes capitales.

 

No te creas de  noviembre

lo que te cante de abril.

Porque no sabe septiembre

cuanto es enero febril.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAPTCHA * Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.