Menu

Mi niña

Elías Castellano on 25 de julio de 2018

 

Tiene mi niña los ojos

lo mismo que dos carbones,

que enciende los corazones

como el fuego a los rastrojos.

 

Y dicen las malas lenguas

que mirarla, es  ya pecado.

Que lleva el amor pintado

en sus ojos luminoso,

con un brillo lujurioso

que deja descolocado.

 

Dejad mi rosa fresca

que en su rosal,

su belleza goyesca

pueda granar.

Que es una pena,

que así me la critiquen

siendo tan buena.

 

Tiene solo quince añitos

y es una  pura azucena. 

¡Es, una joya morena

que no piensa en los mocitos!

 

Por lo menos, eso creo.

Y es que, le he notado ojeras

como si amase de veras…

Pero no me ha dicho nada

de sentirse enamorada

de algún joven que la quiera.

 

Hay un chaval que ronda

noche tras noche,

y a la luna redonda

como reproche

le silba al aire,

dolientes melodías

con gran donaire.

 

¿Será su ilusión primera?

¿Será su príncipe azul?

¿Será en su cielo de tul,

su sueño de primavera?

Seguro que es el despunte

de un brote de vida nueva.

 

Es la planta que se eleva

en esa estación hermosa.

Y es, el triunfo de una rosa

que a muertas frondas releva.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

CAPTCHA * Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.