Menu

Aquel farol

Elías Castellano on 13 de julio de 2018

¡Aquel antiguo farol
de luz tibia y mortecina
que antes de entrar en tu calle
me saludaba en la esquina!

Era mi mejor amigo.
El era mi confidente.
El sabía mis secretos
y mis sueños más fervientes.

Con el, me dijiste, te amo.
Con el, te dije te quiero.
Y con su luz mortecina
cubrió nuestro amor sincero.

Bajo esa luz temblorosa,
de ilusión y de amor preso,
en un momento de impulso,
yo, te robé el primer beso.

Y el farol, cerró sus ojos.
Total penumbra en la esquina.
Y tu, y yo, como uno solo,
fundíamos nuestras vidas.

Y Córdoba abrió sus alas
cubriendo ciudad y río,
que íntimos y recoletos
rendían su poderío.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

CAPTCHA * Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.